10 consejos para hacer las mejores fotos para redes sociales

¡Hacé que tu marca se destaque! Tomá nota de estos consejos y aprendé a sacar las mejores fotos para redes sociales con tu celular.

No es una novedad que el impacto de un buen posteo viene dado, principalmente, por la imagen. Ya lo dijimos en una nota anterior (“Banco de imágenes vs. imágenes de stock”), que a la hora de crear contenido original para tu marca, las imágenes juegan un rol fundamental”. Y teniendo en cuenta esta premisa, desde Planning hoy decidimos regalarte 10 consejos para hacer las mejores fotos para redes sociales con tu celular. 

Así que, si todavía no tenés los recursos necesarios para contratar a un equipo que se encargue de las producciones fotográficas de tu marca, pero tampoco te resultan útiles los bancos de imágenes, estos tips pueden ser de gran utilidad para que las redes sociales de tu empresa resalten.

1) Chequeá que la cámara de tu smartphone esté en buen estado

De más está decir que es importante contar con un smartphone con buena cámara. Hoy no vamos a entrar en especificaciones técnicas sobre las cámaras de los celulares porque no es nuestra área de expertise, pero si vamos a decirte esto: la cámara del teléfono que uses para tomar las fotografías debe estar en buen estado. Esto significa que no debe estar sucia ni rota. Por lo tanto, el primer paso va a ser limpiarla, acondicionarla o repararla, si es que hay algún inconveniente con ella. 

2) Usá accesorios de soporte

No hay nada peor que una foto movida. Así que, si se te dificulta mantener la estabilidad de tus brazos, te recomendamos que recurras a un trípode o soporte para celular. Son accesorios económicos que podés encontrar en Mercado Libre o comercios de venta de artículos tecnológicos. Es una inversión relativamente baja que te va a simplificar mucho la tarea. 

3) Evitá la cámara frontal

Por lo general, la calidad de la cámara frontal de los celulares es inferior a la de la cámara principal. Por eso sugerimos evitar sacar fotos con la cámara frontal.

Y si necesitás aparecer en la foto, pero no hay nadie que pueda sacarla por vos, lo que podés hacer es usar el trípode y activar el temporizador de la cámara principal para ganar tiempo y ubicarte en el encuadre.

4) Prestá atención a la luz

En fotografía, la iluminación es todo. Siempre que sea posible hay que recurrir a la luz natural. Y mejor aún si las fotos se toman durante el atardecer, cuando el sol nos regala una tonalidad dorada que hace que las fotos se vean increíbles. Si la foto es en exteriores esto es fácil de lograr, pero si es en interiores, podés aprovechar ventanas y puertas por las que ingresen los rayos de sol.

Sin embargo, hay ocasiones en las que no se puede contar con buena luz natural y hay que complementar con luz artificial. Para ello existen accesorios de iluminación como el famosísimo “aro de luz”. Eso sí, evitá usar el flash de la cámara, porque hace que las fotos se vean “planas”, esto es cuando el fondo no logra despegarse del sujeto u objeto a retratar.

5) Ubicate estratégicamente 

Es importante que a la hora de tomar la foto te ubiques en el lugar correcto. Si lo que buscás es capturar un detalle, acercate lo que más puedas al sujeto u objeto, y evitá usar el zoom de la cámara porque hace que pierda calidad la imagen. En cambio, si lo que querés lograr es una foto que muestre el contexto, posicionate de tal manera que tengas al sujeto/objeto dentro del cuadro y todo el “ambiente” que quieras incluir. 

Además, usá distintos ángulos. Para ello, “movete”. Y cuando decimos movete, vale todo: pararse, sentarse, acostarse y hasta colgarse de un árbol para lograr un ángulo visual perfecto.

6) Controlá el escenario

Así sea que montes un estudio casero o que tomes tus fotos en un “entorno natural”, es importante tener control de todos los elementos que entran en escena. Esto implica que, antes de tomar cualquier foto, hagas un paneo general sobre los objetos y/o sujetos que están alrededor, y selecciones lo que quieras que quede dentro y fuera del encuadre. En lo posible, quitá todo lo que distraiga o arruine el foco principal de la fotografía y, si necesitás, añadí elementos que contribuyan a la composición general de tu imagen. 

7) Pensá en el formato y encuadrá correctamente

Antes de tomar la foto, tomate un momento para pensar qué uso vas a darle, ya que de eso dependerá el formato que necesites. No es lo mismo sacar una foto para las historias que para el feed. Las primeras deben ser verticales, mientras que las segundas pueden ser horizontales o cuadradas. No tener en cuenta el formato, puede hacer que encuadres mal tus fotos y después no puedas utilizarlas para el fin con que fueron pensadas. 

8) Encuadrá los objetos y sujetos

En fotografía hay reglas básicas de composición y una de ellas tiene que ver con el encuadre.

El ojo humano está preparado para ver primero ciertos puntos dentro de una imagen. Si dibujamos de manera imaginaria dos líneas horizontales y dos líneas verticales en la foto, formaríamos una cuadrícula imaginaria. Los cuatro puntos de unión entre las líneas son los cuatro puntos a donde primero el ojo humano va a concentrarse. Por eso, es recomendable que el sujeto u objeto más importante de la foto esté ubicado en uno de esos puntos focales. 

Dato: Algunos celulares tienen la función de “cuadrícula” que podés activar antes de tomar la foto. De esta manera vas a saber dónde ubicar los elementos dentro de la composición. 

9) Jugá con el foco

La distancia focal es un poderoso recurso para dirigir el ojo del espectador y una herramienta hermosa si sabes usarla bien. Por suerte, hoy la mayoría de los celulares traen la función “retrato” que permite jugar con el foco.

Artísticamente podés usarla de dos maneras: poniendo foco en el objeto/sujeto principal y dejando fuera de foco el entorno, o bien, al revés, poniendo en foco el fondo y desenfocando el objeto/sujeto principal. La elección entre una y otra dependerá del gusto y la necesidad de cada persona y de cada foto.

10) Editá sin exagerar

Después de hacer tu propia producción fotográfica, llega el turno de la edición, que debe realizarse en dos instancias. 

En primer lugar, la edición es ese momento en el que revisamos todas las imágenes capturadas y desechamos las que no sirven y rescatamos las que sí, para luego “retocarlas” digitalmente. A este paso podés hacerlo desde el celular o la computadora, aunque desde Planning recomendamos hacerlo desde una pantalla grande para poder ver con mayor dimensión los detalles de las fotos.

Una vez seleccionadas las imágenes “ganadoras”, pasamos a la instancia de edición digital, es decir, retocar colores, brillos y contrastes, aplicar filtros, recortar, enderezar, etc. Para esto, hay cientos de aplicaciones que pueden ayudarte, como por ejemplo: Adobe Photoshop Lightroom, Snapseed y VSCO Cam. Estas son las que nosotras más usamos, y vienen en versiones para Android e IOS.

En este último punto queremos hacer una simple pero fundamental aclaración: ¡Ojo con abusar de la edición! Especialmente si no sos hábil con las apps todavía, lo recomendable es usarlas lo justo y necesario. Tené en cuenta esta regla: si hay mucho para editar, es porque la foto no es lo suficientemente buena. Es mejor volver a sacarla, que pasar horas editando una que no sirve y quizás nunca mejorarla.

Esperamos que estos 10 consejos para hacer las mejores fotos para redes sociales desde el celular te sean útiles. Lo más importante es que te permitas experimentar, probar y equivocarte muchas veces hasta lograr la foto perfecta. Sólo así vas a lograr que las redes de tu empresa se destaquen.

Compartir

Suscribite a nuestro
Newsletter