¿De qué hablamos cuando hablamos de UX?

UX es un término que para aquel inexplorado en el mundo del marketing suena demasiado extraño. Aquí aclaramos rápidamente el concepto para ponerte en tema.

UX es la abreviatura de User Experience. En castellano se traduce como Experiencia de Usuario. Seguramente, pensarás: “¿alguien podrá explicarme en pocas palabras qué es?”. Y aunque parezca un misterio, es simplemente la experiencia que percibe el usuario ante la interacción con un nuevo producto o servicio. Esta percepción puede ser positiva o negativa.

Antes, para poder vender un producto, bastaba con presentar la mayor cantidad de información y que ese producto se viera bonito. Hoy el consumidor busca una experiencia y es por eso que el objetivo pasó a ser: seducir al usuario.

El cliente abordará tu producto y debe sentirse “atrapado”. Debe invadirlo esa sensación de continuar allí. Esto lo logran muy bien los muchachos de Apple con su abanico de productos.

Ahora bien, está claro que no todos los clientes son iguales, por ende las experiencias ofrecidas no pueden ser las mismas. Es decir, cada producto tiene un perfil de consumidor y la experiencia debe adaptarse a ese perfil. Entonces, para lograr eso, previamente debés conocerlo. Conocer sus pensamientos, necesidades, motivaciones. Crear escenarios. ¿Cómo? Apoyándose en expertos en investigación cualitativa o cuantitativa que comenzarán definiendo tu Buyer Persona.

A partir de aquí entenderás que cuando hablamos de experiencia no hablamos de usabilidad ni de diseño de la interfaz. Al tratarse de una experiencia tenemos que conocer al usuario cognitivamente y generarle emociones. ¡Esperemos que sean positivas!

¿Qué es UX Design o Diseño de Experiencia de Usuario?

UX es clave en el armado de tu estrategia digital y esencial en el proceso de diseño de tu sitio web, aplicación, programa o juego.

Es una filosofía de diseño que tiene como objetivo satisfacer la necesidad de un cliente específico a través de la mejor experiencia, siempre exigiendo el mínimo esfuerzo.

Hay cientos de miles de sitios que no cumplen con dicha premisa. Sería extraño que no te hayas topado con sitios que son imposibles de navegar, que no cargan, que tienen textos que se salen de pantalla, botones que no encontrás o que simplemente son confusos y desagradables a la vista.

Es por eso que en Planning decimos que la tasa de rebote es inversamente proporcional a UX. ¿Por qué? Porque ante una mala experiencia de usuario tu tasa de rebote crece y viceversa: ante un cliente seducido, ese indicador disminuye logrando que el usuario navegue tu sitio por completo. Incluso es evidente que un sitio simple y placentero genera más inscripciones o compras, que una página compleja.

Entonces ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de aplicar UX design?

Para responder esto vamos a ir de lo más general hasta lo particular. Sin embargo, siempre recordá que la experiencia de usuario no es sinónimo de usabilidad. Tu Buyer Persona tiene que estar siempre en foco.

En términos más amplios, hay que tener en cuenta 3 aspectos:

  • Arquitectura de la información: organización del contenido y su navegación (bloques de información, menúes, pies de página, etc.).
  • Diseño de interacción: experiencia completa al navegar o pasar por una serie de acciones (pensar los procesos que atraviesa un usuario para realizar una tarea concreta en tu sitio web).
  • Diseño visual: estética del producto (imágenes, colores, tipografías, etc.)

En términos más concretos, listamos algunos elementos genéricos que tenés que tener en cuenta para generar una buena experiencia de usuario en tu página web. Sin embargo, es importante aclarar que estos pueden variar de acuerdo al perfil de cliente que tenga tu producto.

  • Menú: es una de las partes más importantes de tu sitio pero no por eso tiene que ser más llamativo que un call to action. Debe quedar fijo cuando hagas scroll y debe tener algún efecto cuando pases por encima o cambies de sección. El menú debe tener el mismo look & feel en todas las páginas de tu sitio.
  • Llamada a la acción: debe ser lo primero que vea el usuario cuando ingresa al sitio. Deben ser frases concretas y claras. Dispuestas llamativamente y sin tanto elemento alrededor. No incluyas más de un call to action por página.
  • Botón “up”: debés incluir este botón para que el visitante pueda subir rápidamente desde la parte más baja evitando el scroll.
  • Textos: hay que generar bloques de contenido, resaltar los beneficios con negrita/cursiva o algún otro efecto, y deben ser legibles en todos los dispositivos, etc.
  • Formularios: deben solicitar la menor cantidad de datos posible; si ya contás con los datos del usuario, no vuelvas a pedirlos, utiliza la función de autorrelleno; prestar atención a la versión móvil de los formularios porque pueden no ajustarse, etc.
  • Imágenes y videos: intentá evitar imágenes de banco, no reproduzcas videos automáticamente (en dispositivos móviles consume datos de quien lo visita), incluir fotos/vídeos relacionados con el contenido y no desbordes el sitio de videos embebidos que ralentizan la velocidad de navegación.
  • Velocidad de carga: mientras más simple sea tu diseño, más rápida será la velocidad de carga y más feliz estará tu visitante.

Para cerrar el post, no queremos dejar de citar a Santiago Bustello, Director de Kambrica y referente en el mundo UX, Usabilidad y Diseño de interacción. Según Santiago, hay ciertos principios que debe cumplir todo producto que quiere generar una buena experiencia de usuario. Tu producto debe ser:

  • Innovador
  • Útil (Usabilidad)
  • Auto-explicativo
  • Neutro
  • Duradero (no sujeto a las modas)
  • Detallado
  • Simplista
  • Menor diseño posible.

Si tenés tiempo de visitar sus perfiles en redes sociales o el sitio web de su consultora, podrás adentrarte en este mundo UX tan apasionante. Por nuestra parte, y a través de este artículo, sólo logramos introducirte al tema. Un tema que además se actualiza permanentemente.

Desde Planning, y a través de los sitios que desarrollamos, intentamos que tus visitantes tengan una buena experiencia de usuario porque en definitiva una mejor experiencia es sinónimo de clientes felices que siempre regresan.

Compartir

Suscribite a nuestro
Newsletter