El rol de la comunicación en el negocio

Te invitamos a reflexionar juntos acerca del rol de la comunicación en cualquier negocio sin importar la industria y su magnitud.

¿Cuál es el rol de la comunicación en el negocio? Es indispensable. Y si sos de los que aún duda de esta afirmación o menosprecia su poder, te aseguramos que estás frente a un problema.

Sin embargo, los límites de la comunicación muchas veces generan controversia. En otras palabras: ¿hasta qué punto la comunicación es responsable del cumplimiento de los objetivos de negocio? o ¿se puede responsabilizar a la comunicación sin trabajar otros aspectos de la empresa que ayuden a lograr los objetivos planteados? A veces, la expectativa que se pone en la comunicación es demasiado alta y nos olvidamos de que es una herramienta más (aunque, claro, fundamental). Es por esto que nos parece importante dedicar un post de nuestro blog para reflexionar sobre el asunto.

Somos comunicadoras y seguramente pensarás que no te diremos otra cosa ni dudaremos del poder del rol de la comunicación. Pero es que la actualidad nos ampara y sin comunicación tu marca no puede hacer mucho. O quizás sí, pero no tanto como para explotar todo su potencial.

De todos modos, no pienses que sólo hablamos de acciones que impliquen inversión monetaria, comunicar bien muchas veces va más allá de eso. El mercado ofrece infinidad de herramientas gratuitas (e-mail marketing, redes sociales, listas de difusión, páginas web, marketing de contenido, entre muchos más) que podrás incluir en tu planificación anual. Además, de vos depende que te conviertas en un Director de Comunicación organizado, pragmático, integral, imaginativo y planificado que pueda poner un faro por delante y guíe a su marca hasta allí, con bajo o alto presupuesto.

Creer en el poder de la comunicación es correcto, no obstante, no por eso debemos culparla de todos los males del negocio. Es muy común encontrarnos con marcas que desembarcan en este mundo apasionante y confían plenamente, pero que se desilusionan rápido.

Tal es el caso de aquellos que consideran que sólo con abrir una cuenta en Instagram su marca debería vender más. Pero si esto no ocurre, pasan a pensar que la red social no sirve. Y la realidad es que no están ejecutando correctamente su comunicación. Parten de una herramienta que es de las más novedosas, simples y gratuitas del momento pero:

  • No disponen de un plan, ni mucho menos de una estrategia.
  • Apuestan a una única herramienta de comunicación.
  • No trabajan integralmente las herramientas disponibles.
  • No disponen de un líder que los guíe.
  • Nunca invierten dinero.
  • No le dedican el tiempo suficiente.
  • Y no están seguros de que su target se encuentre allí.

Muy pocos (por no decir nadie) logran con una sola herramienta convertir su marca en una experiencia distintiva. Hoy es fácil cruzarse con influencers que lo lograron, pero son los menos. La mayoría tiene que trabajar con esfuerzo sobre la personalidad de su marca, su cultura organizacional, su identidad, sus estrategias de marketing, etc.

Para cerrar, y no es que nada nos venga bien, tenemos que decir que la comunicación es indispensable pero no es lo único que hay que hacer para alcanzar los objetivos del negocio.

La comunicación acompaña al negocio, y sí, ayuda a potenciar sus ventas. Pero nuestro principal consejo es que no dejes de:

  • Hacer networking.
  • Analizar “los números” del negocio.
  • Pensar estrategias comerciales.
  • Aliarte con colaboradores o influencers.
  • Realizar investigación de mercado.
  • Desarrollar acciones de marketing offline.
  • Entre tantas otras acciones que competen a otras materias complementarias a la comunicación.

Apostar a la comunicación es lo acertado, pero que tu marca se convierta en una gran marca implica un mayor esfuerzo.

Compartir

Suscribite a nuestro
Newsletter